El Cultivo del Maíz: Técnicas, consejos y plagas

El MAÍZ es un cultivo muy importante desde su surgimiento, tanto para nuestra alimentación como para la alimentación animal. En este artículo pretendemos acercarte un poco más al milenario cultivo del maíz y que puedas ampliar tus conocimientos sobre el mismo. O sea sus tipos o variedades, los requerimientos para su cultivo, donde se produce más maíz, la plagas que lo afectan entre otros elementos.

Descripción de la planta de maíz

Tallo: es simple, erecto, de elevada longitud pudiendo alcanzar los 4 metros de altura, robusto y sin ramificaciones. Por su aspecto nos recuerda a una caña, no presenta entrenudos y si una medula esponjosa si se realiza un corte transversal.

Inflorescencia: el maíz es de inflorescencia monoica con flores masculinas y femeninas separadas dentro de la misma planta. Las masculinas presenta una panícula (vulgarmente denominada espigón o penacho) de coloración amarilla que posee una cantidad muy elevada de polen en el orden de 20ª 25 millones de granos de polen. En cada florecilla que compone la panícula se presentan 3 estambres donde se desarrolla el polen. En cambio las  flores femeninas del maíz presentan un menor contenido en granos de polen, alrededor de los 800 a 1000 granos y se forman en unas estructuras vegetativas denominadas espádices que se disponen de forma lateral.

Hojas: las hojas son largas, de gran tamaño, lanceoladas, alternas, paralelinervias. Se encuentran abrazadas al tallo y por el haz presentan vellosidades. Los extremos de las hojas son muy afilados y cortantes.

Raíces: Las raíces son fasciculadas y si misión es la de aportar un perfecto anclaje a la planta. En algunos casos sobresales unos nudos de las raíces a nivel del suelo y suele ocurrir en aquellas raíces secundarias o adventicias.

Información más detallada en: Características del Maíz

Exigencias edafoclimáticas del cultivo de maíz

El maíz requiere una temperatura de 25  a 30 grados Celsius para su desarrollo óptimo. Necesita abundante incidencia de la luz solar y en aquellos climas húmedos su rendimiento es más bajo. Para que se produzca la germinación en la semilla la temperatura debe situarse entre los 15 y los 20 grados Celsius.

El maíz llega a soportar temperaturas mínimas de hasta 8 grados Celsius y a partir de los 30 pueden aparecer problemas serios debido a mala absorción de nutrientes, minerales y agua. Para la fructificación se requieren temperaturas de 20 a 32 grados Celsius.  En cuanto a la humedad las aguas en forma de lluvia son muy necesarias en períodos de crecimiento en el orden de los 40 a 65 cm.

Además el maíz es un cultivo muy exigente de los riegos, en el orden de los 5mm diarios. Los riego pueden realizarse por aspersión o a manta, pero el más empleado es el riego por aspersión. En cuanto al suelo el maíz se adapta muy bien a todos tipos de suelos pero en suelos con pH entre 6 y 7 son a los que mejor se adapta. También requieren suelos profundos, ricos en materia orgánica, con buena circulación del drenaje para no producir encharques que originen asfixia radicular.

Labores culturales y cómo se siembra el maíz

Preparación del terreno

La preparación del terreno es el paso previo a la siembra. Se recomienda efectuar una labor de arado al terreno con grada para que el terreno quede suelto y sea capaz de tener cierta capacidad de absorción se agua si encharcamientos. Se pretende que el terreno quede esponjoso sobre todo la capa superficial donde se va a producir la siembra. También se efectúan  labores con arado de vertedera con una profundidad de labor de 30 a 40 cm. En estas operaciones los terrenos deben quedar limpios de restos de plantas (rastrojos).

Siembra

Antes de efectuar la siembra se seleccionan aquellas semillas resistentes a enfermedades, virosis y plagas. Se efectúa la siembra cuando la temperatura del suelo alcance un valor de 12 grados Celsius. Se siembra a una profundidad de 5 cm. La siembra se puede realizar a golpes, en llano o a surcos. La separación de las líneas de 0.8 a 1m y la separación entre los golpes de 20 a 25 cm. La siembra se realiza por el mes de abril.

Fertilización

El maíz necesita para su desarrollo unas cantidades de elementos minerales. Las carencias en la planta se manifiestan cuando algún nutriente mineral en defecto o exceso.

Se recomienda un abonado de suelo rico en fósforo y potasio. En cantidades de 0.3kg de fósforo  en 100 Kg. de abonado. También un aporte de nitrógeno en mayor cantidad sobre todo en época de crecimiento vegetativo. El abonado se efectúa según las características de la zona de plantación, por lo que no se sigue un abonado riguroso en todas las zonas por igual. No obstante se aplica un abonado muy flojo en la primera época de desarrollo de la planta hasta que la planta tenga un número de hojas de 6 a 8.

Aclareo

Es una labor de cultivo que se realiza cuando la planta ha alcanzado un tamaño próximo a los 25 o 30 cm y consiste en ir dejando una sola planta por golpe y se van eliminando las restantes. Además se deben romper los alrededores endurecidos de la planta para que las raíces superficiales se desarrollen.

Recolección

Para   la recolección de las mazorcas de maíz se aconseja que no exista humedad en las mismas, más bien secas. La recolección se produce de forma mecanizada para la obtención de una cosecha limpia, sin pérdidas de grano y fácil. Puede recolectarse la cosecha de maíz de forma manual o mecanizada donde además de recoger la mazorca se desgrana la misma.

Conserva

Para la conservación del grano de maíz se requiere un contenido en humedad del 35 al 45 %. Para grano de maíz destinado al ganado éste debe tener un cierto contenido en humedad y se conserva en contenedores, previamente enfriando y secando el grano. Para el maíz dulce las condiciones de conservación son de 0 grados y una humedad relativa de 85 a 90 %. Para las mazorcas en fresco se eliminan las hojas que la envuelven y se envasan en bandejas recubiertas por una fina película de plástico.

Plagas y enfermedades que atacan al maíz. Métodos de control

Gusano de alambre

Viven en el suelo, aparecen en los suelos arenosos y ricos en materia orgánica. Estos gusanos son coleópteros. Las hembras realizan puestas de 100 a 250 huevos de color blanquecino y forma esférica. Existen del género Conoderus y Melanotus. Las larvas de estos gusanos son de color dorado y los daños que realizan son al alimentarse de todas las partes vegetales y subterráneas de las plantas jóvenes. Ocasionan un grave deterioro a la planta y en ocasiones hasta la muerte. Para su control se recomienda el tratamiento con Paratión y otros.

Gusanos grises

Son larvas de clase lepidópteros pertenecientes al género Agrotis. Las larvas son de diferentes  colores negro, gris y pasando por los colores verde grisáceo y son de forma cilíndrica. Ocasionan daños a nivel del cuello de la planta produciéndoles graves heridas. Para su control de se recomienda tratamiento similar al del gusano de alambre.

La piral del maíz

Se trata de un barrenador del tallo y desarrolla de 2 a 3 generaciones larvarias llegando a su total desarrollo alcanzando los 2 cm de longitud. Las larvas comienzan alimentándose de las hojas del maíz y acaban introduciéndose en el interior del tallo. Los tallos acaban rompiéndose y las mazorcas que han sido dañadas también.

Taladros del maíz

Se trata de dos plagas muy perjudiciales en el cultivo del maíz.

Sesamia nonagrioide: Se trata de un lepidóptero cuya oruga taladra los tallos del maíz produciendo numerosos daños. La oruga mide alrededor de 4 cm, pasa el invierno en el interior de las cañas de maíz donde forman las crisálidas. Las mariposas aparecen en primavera depositando los huevos sobre las vainas de las hojas.

Pyrausta nubilalis: La oruga de este lepidóptero mide alrededor de 2 cm de longitud, cuyos daños se producen al consumir las hojas y excavar las cañas de maíz. La puesta de huevos se realiza en distintas zonas de la planta. Como medio de control se puede realizar siembras tempranas para que esta plaga no se desarrolle, además del empleo de insecticidas. Este es el caso del polvo de Carbaril al 10% en dosis de 15 a 20 Kg. por hectáreas, el Cipermetrin 0.2% en dosis de 20-30 Kg. /ha de este gránulo entre otros.

Bacteriosis

Xhanthomonas stewartii ataca al maíz dulce. Los síntomas se manifiestan  en las hojas que van desde el verde claro al amarillo pálido. En tallos de plantas jóvenes aparece un aspecto de mancha que ocasiona gran deformación en su centro y decoloración. Si la enfermedad se intensifica se puede llegar a producir un bajo crecimiento de la planta.

Roya

La produce el hongo Puccinia sorghi. Son pústulas de color marrón que aparecen en el envés y haz de las hojas, llegan a romper la epidermis y contienen unos órganos fructíferos llamados teleutosporas.

Carbón del maíz

Ustilago maydis. Son agallas en las hojas del maíz, mazorcas y tallos. Esta enfermedad se desarrolla a una temperatura de 25 a 33 grados Celsius. Su control se realiza mediante el uso de fungicidas.

¿Cómo manejar las plagas en el cultivo del maíz?

Principales países en el cultivo de maíz a nivel mundial

El maíz es el cultivo de mayor área sembrada y cosechada del mundo. Además es el más producido y consumido y cuenta con la mayor cantidad de países vinculados a su producción.

  1. EEUU como primer lugar en el cultivo de maíz con producciones alrededor de las 384 millones de toneladas por año
  2. China en segundo lugar con 216 millones de toneladas anuales
  3. Brasil el tercero con 91.5
  4. Argentina cuarto con 37.5 millones de toneladas
  5. Ucrania ocupa el quinto lugar en el cultivo del maíz con 28 millones de toneladas

Videos y documentales sobre el cultivo del maíz

Sobre técnicas de cultivo de maíz para doble propósito

Documental: Morir sembrando vida

[Total:2    Promedio:5/5]
¿Qué más deseas saber?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This