Maíz Blanco: Beneficios y mejores usos | Enciclopedia

Para un número elevado de millones de personas en el mundo, principalmente en las regiones de África y América Central, el maíz blanco (Zea mayz, por su nombre científico) constituye una pieza fundamental en la alimentación humana. El maíz comenzó a ser cultivado hace alrededor de 10000 años pero no fue hasta 1920 que el maíz blanco se convirtió en el importante alimento que es hoy.

Se estima que esta variedad representa alrededor del 20% de la producción total de maíz en el mundo. Aunque en las zonas tropicales de tierras altas el porcentaje de maíz blanco sembrado supera incluso los del maíz amarillo. Además de ser muy usado en la alimentación humana actualmente está ganando aceptación en la alimentación animal fundamentalmente en la de las aves ya que tiene un efecto en estas de tornar su carne más blanca y debido a eso es más aceptada por los consumidores.

El precio del maíz blanco suele estar un poco por encima del de maíz amarillo puesto que si producción es menor y casi siempre está destinada al consumo interno, es por eso que a la hora de importarlo desde alguna región es más caro ya que solo sale a la venta el excedente, en algunos lugares incluso llega a superar los 3500 dólares la tonelada.   Hoy te invitamos a que conozcas junto a nosotros información detallada sobre este grano y cuantas cosas se pueden hacer con el.

Características del maíz blanco

Como principales características podemos citar que posee un tallo parecido al del bambú por su forma, es muy utilizada en la alimentación animal, sus hojas son alargadas diseñadas para introducir el aguan en los tallos y es justo ahí entre la hoja y el tallo donde se forma la mazorca.

En sus flores posee los dos gametos, identificados en las mismas por la coloración ya que los femeninos y los masculinos no posee el mismo color, son fecundadas por pequeños insectos que polinizan las flores, también el viento puede jugar un papel fundamental. Como puedes apreciar desde el punto de vista biológico y genético, el maíz blanco es muy similar al amarillo.

La diferencia más notable es su apariencia pues en el maíz blanco no existen los pigmentos de aceite de carotina que originan el color del grano amarillo, de ahí la coloración blanca de este tipo de maíz. Las condiciones de producción y los métodos de cultivo son en gran medida idénticos.

¿Para que se usa el maíz blanco?

La mayor parte del maíz blanco que se produce en el mundo se consume directamente como alimento y pequeñas cantidades son destinadas para otros usos. El maíz blanco se come de diversas formas, que van variando de una región a otra e incluso dentro de la misma región.

En África generalmente se hierven o cuecen las comidas preparadas con el maíz mientras que en las Américas se les hornea o fríe. Los dos tipos de maíz blanco, el dentado y el cristalino se asocian con ciertos tipos de productos alimentarios. El maíz dentado es blando y harinoso y se lo emplea principalmente para hacer sopas y papillas.

Por otro lado el cristalino, que tiene un endosperma duro, se usa básicamente para papillas o para un tipo de “couscous” que reemplaza al arroz o al couscous de trigo de algunos países de África. Entre sus usos también podemos encontrar la obtención de harina para la fabricación de pan, tortillas y otros platos. Nutricionalmente es un excelente alimento aunque no se debe abusar mucho de su consumo ya que puede contribuir al aumento de peso.

El maíz blanco y sus propiedades

En cuanto a las propiedades también persisten las similitudes entre el maíz blanco y el amarillo. A continuación te mostramos una tabla con la composición en 100 gramos de esta variedad de maíz.

Agua 9.03 gr
Calorías 365kcal
Grasa 3.78 gr
Proteína 9.34 gr
Hidratos de carbono 76.02 gr
Fibra 9.6 gr
Potasio 298 mg
Fósforo 223mg
Hierro 7.21 mg
Sodio 5 mg
Magnesio 0.48 mg
Calcio 110 mg
Zinc 0.7 mg
Selenio 1.5 mg
Vitamina B1(Tiamina) 1.42 mg
Vitamina B2(Riboflavina) 0.75 mg
Vitamina E 0.25 mg
Niacina 9.8 mg

Harina de maíz blanco

La harina de maíz es el polvo más o menos fino que se obtiene de la molienda del grano seco del maíz, en algunos lugares la harina es obtenida también pilando el grano en un pilón. La harina de maíz blanco posee algunas ventajas respecto a las harinas de otros cereales como el trigo, la cebada o la avena.

Entre las mismas podemos mencionar que no posee gluten resultando adecuada para las personas con enfermedad celiaca o intolerancia al gluten. Por esta razón podemos usar esta harina para confeccionar una serie de platos que son adecuados para este tipo de enfermos. Además la harina de maíz blanco es una buena fuente de hidratos de carbono, minerales, vitaminas, ácidos grasos monoinsaturados lo cuales contribuyen a disminuir el colesterol. Posee un alto contenido de fibras las cuales ayudan a prevenir el estreñimiento y otros problemas intestinales.

Otro de los beneficios de esta harina de maíz blanca es que es muy nutritiva. Es usada como ingrediente alimentario, estando presente en la composición de algunos panes y en la elaboración junto a otras harinas de productos de repostería. Ayuda a incrementar la textura de los pasteles y les proporciona azucares que resultan muy apetecibles para los consumidores. En algunos países como Argentina, Costa Rica y Uruguay también es utilizada para hacer el gofio tostando la misma.

Es importante saber que la harina de maíz blanco la de todas las variedades del grano debe ser bien conservada, preferentemente en lugares secos, frescos y con poca incidencia de luz. Esto se debe a que si se consume una harina descompuesta lejos de obtener beneficios de la misma pueden obtenerse daños muy severos para la salud producto de las sustancias de desecho que dejan los hongos como por ejemplo los del genero Aspergillus.

Estas sustancias han demostrado ser muy nocivas para la salud, tanto en personas como en animales por sus efectos tóxicos sobre el sistema nervioso e inmunológico, y además favorecen la formación del cáncer en el hígado.

¿Cómo cocinar maíz blanco seco?

Para cocinar los granos de maíz blanco secos, primeramente deben ser remojados en una solución bien suave de lejía o de cal, hasta que se partan o se expandan. Luego se procede al proceso de cocción dejándole al grano una textura más esponjosa y masticable que los granos normales, y con un sabor menos dulce. Puede conservar los granos de maíz blanco seco después de cocidos para luego utilizarlos en sopas, estofados, guisos o como un plato de acompañamiento.

Esperamos tu comentario sobre el mágico grano de maíz blanco y comparte con tus amigos este artículo para que ellos también puedan conocerlo y disfrutar de su exquisitez.

¿Cómo hacer masa de maíz blanco trillado para arepas?

[Total:3    Promedio:4.3/5]
¿Qué más deseas saber?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This